Hoy quiero compartir contigo un momento muy especial, ES EL PRIMER ANIVERSARIO DEL PODCAST!

Hace 12 meses compartí el primer episodio de Mujer Expansiva usando únicamente la grabadora de voz de mi teléfono y sin nisiquiera haber planeado de qué quería hablar en ese primer episodio. Simplemente deseaba compartir contigo todo lo que iba aprendiendo y experimentando en mi proceso de sanación interna y desarrollo personal.

Hoy, 12 meses después, el podcast ha sido escuchado en 21 países, tiene más de 40 episodios y hemos recibido a más de 12 invitadas, además, ya tenemos nuestro primer producto digital. WOW, cuántas cosas han pasado en este tiempo. De verdad que mi yo de hace 12 meses no me abría creido si le contara todas estas cosas tan maravillosas que hemos vivido, tantos milagros y tantas experiencias extraordinarias.

Estos 12 meses estuvieron llenos de muchas emociones, experiencias y personas que fueron un portal de posibilidades y grandeza para mi vida. Así que quiero contarte un poco de todo este recorrido.

El inicio de todo

El 30 de agosto de 2022 nació Mujer Expansiva Podcast, ese día recibí una avalancha de mensajes empoderadores, hermosos y llenos de la mejor energía, mi comunidad solo deseaba apoyarme, inspirarme y hacerme saber que estaban conmigo en todo momento, pero mi subconsiente lo que entendió fue “éxito es igual a exposición, oportunidad de fracasar y perderlo todo, en pocas palabras, sufrimiento asegurado”. Así que conscientemente estaba invadida de felicidad y mucha emoción pero internamente me estaba muriendo de miedo, así que para enfrentar ese miedo hice algo sumamente contradictorio a lo que yo quería: dejé de compartir episodios en el podcast.

Después de varias semanas sin compartir episodios, comencé a preguntarme las razones por las que decidí parar, y comencé a ir más y más adentro de mi ser; estaba sedienta de respuestas para entender mi comportamiento, y fue allí cuando conocí a dos de mis mentoras, una me enseñó a sanar mis energías femenina y masculina al igual que la relación con mis padres, mis ancestros y varias creencias entorno al dinero, y la segunda llegó dos semanas después para enseñarme sobre orden, productividad y a vivir una vida en propósito, colocando mis dones al servicio del mundo.

Justo en ese momento entendí que debía comenzar a tomar decisiones diferentes si quería tener resultados diferentes, comencé a adquirir nuevos hábitos, crear rutinas expansivas, construir una nueva identidad, con nuevas creencias, nuevas metas, nuevos sueños y un nuevo propósito, yo quería transformar vidas y para eso, comencé a trasnformar la mía primero.

Le pedí una señal el Universo para saber que camino tomar, qué hacer con mis sueños que hasta ese punto se estaban peleando entre lo que soñaba SER y lo que la sociedad me decía que debí HACER para poder SER, para poder ser aceptada, reconocida, admirada y merecedora de una buena vida. Un par de meses después ocurrió lo que nunca consideré posible, hackearon mis redes sociales y la comunidad que me había tomado 2 años construir, había desaparecido. En otras circunstancias habría entrado en pánico, pero mi reacción fue de todo menos eso: yo sentí paz, calma y seguridad en que estaba haciendo lo correcto.

Un par de horas después caí en cuenta de lo que significaba perder mis redes, y entonces me sentí culpable por no estar triste o preocupada, ¿puedes creerlo? me sentía feliz por perder mis redes pero me preocupaba lo que iban a pensar de mi ahora que ya no tendría a mi comunidad, me sentí culpable por no sentirme mal por esa situación. ¡vaya pensamientos los que tenía!

Un mes después estaba solicitando mi visado para irme a Japón 6 meses, y cuando llegó el día de irme me prometí una cosa, LE DIRÉ QUE SÍ, A TODO LO QUE ANTES LE DIJE QUE NO, y así comenzó mi viaje de transformación personal.

Cuando llegué a Japón por la primera vez después de 2 años (había viajado 4 veces antes) sentí que algo había cambiado, me sentía diferente, conocía todo pero a la vez sentía que todo era nuevo, que las mismas calles que había recorrido tantas veces, esta vez eran diferentes, eran nuevas de alguna manera, varios días después comprendí qué era eso que estaba sintiendo.

Yo estaba experimentando Japón por primera vez desde mi esencia, desde mi ser, sin intentar ser alguien que no era, estaba siendo tan yo, que todo se sentía nuevo, tenía una nueva visión, una nueva forma de ver la vida, Japón no cambió, pero yo cambié, y eso fue suficiente para que todo lo que experimentara se sintiera diferente.

Definitivamente este fue el viaje más revelador, transformador y poderoso que he tenido en toda mi vida. Y fue allí, donde el podcast volvió a cobrar vida. Fue allí donde renací.

Un cambio de mentalidad que lo transformó todo

Volví a Colombia en Mayo de 2023, para ese entonces ya tenía 6 meses transformando mi mentalidad, construyendo nuevas creencias que me expandieran y manifestando sueños tan gigantes cómo viajar en primera clase, alojarme en un hotel 5 estrellas en Seúl y recibir mi laptop soñada. Eso y muchos sueños más que manifesté en esos 6 meses me dieron el título de “soñadora inalcanzable” en el proceso de transformación que estaba haciendo. Así que cuando volví a Colombia, yo era otra persona, y me sentía más feliz que nunca.

Había construido una mentalidad de creadora, accionadora y transformadora de vidas. Fue así cómo un día tomé la iniciativa de preguntar en el grupo de Telegram de ese proceso de transformación que estaba realizando, sí alguna de las chicas allí deseaba ser una invitada en el podcast, para mi sorpresa, mi chat de Telegram se llenó de mensajes durante 2 semanas seguidas, tanto que fue necesario crear un formulario para postularse a ser una de las invitadas especial del podcast.

Para mi ha sido un honor hacer cada una de esas entrevistas, porque cada una ha traido mucha expansión a mi vida y a la vida de quienes nos escuchan; me siento infinitamente afortunada de ser un canal de empoderamiento e inspiración para otras mujeres e incluso hombres.

Mujer Expansiva es mi proyecto más amado y también el inicio de muchos sueños, hoy que ya tengo 1 año grabando episodios puedo decir que mi sueño se ha hecho realidad.

Gracias por ser parte de mi sueño, gracias por apoyarme, gracias por escucharme, gracias por cada uno de los mensajes que he recibido a través de mi correo electrónico y redes sociales, gracias, gracias, gracias, por que tu has sido una parte fundamental para que este sueño se hiciera realidad.

FELIZ ANIVERSARIO #1 MUJER EXPANSIVA