Querida EXPANDER,

Hoy quiero hablarte desde el corazón y desde mi experiencia personal. Sé que has estado considerando emprender, y que sientes miedo de hacerlo, es normal sentir miedo, cuando entramos en nuestra zona de expansión (fuera de nuestra zona cómoda) llega un nuevo sentimiento que muchas veces es el miedo, porque estás a un paso de hacer algo diferente por ti, porque los resultados no están 100% bajo tu control, porque estás haciendo algo que muchas veces es desconocido para ti, lo sé porque ya he estado allí, Mujer Expansiva nació porqué yo elegí atravesar mi miedo y creer firmemente en mi. Por eso hoy quiero compartir contigo algunas de las creencias limitantes que podrían estar girando alrededor de tu cabeza cada vez que piensas en la palabra “emprender” y que quizás te ayuden a encontrar la valentía que llevas dentro para elegir tus sueños.

Creencia Limitante #1: “No soy lo suficientemente valiente para emprender mi propio negocio.”

Permíteme comenzar con algo importante: la valentía no es la ausencia de miedo, sino la acción a pesar del miedo. Todos tenemos miedo cuando enfrentamos lo desconocido, pero eso no debe detenerte. Piensa en las mujeres increíbles que han construido imperios desde cero, mujeres que en un momento también tuvieron miedo, pero tomaron ese primer paso hacia la grandeza.

Te propongo un ejercicio que me ayudó a tomar acción:

-Escribe en una hoja 5 mujeres que admires y que tengan eso que tu deseas para tu vida, puede ser una escritora, cantante, influencer, lo que sea que transmita aquello que tu anhelas en tu vida.

-Ahora escribe 5 cosas que admiras de cada una de ellas, puede ser su habilidad para expresarse, el equilibrio entre su vida laboral y personal, su nivel de ingresos, su estilo de vida, su actitud, su mentalidad, su resiliencia…

-Una vez termines de hacer tu lista, pregúntate ¿cuál es el paso 1 que puedo tomar YA y que está en mis manos para yo también cumplir mis sueños? no necesitas ir al punto 100, solo concéntrate en el primer paso, y cuando tengas el primer paso, podrás pasar al paso 2, y así sucesivamente, de esta manera estarás avanzando hacia tu sueño de emprender, y llegará el día en que pasarás del paso 10 al 15, y comenzarás a dar saltos cuánticos, pero en este momento tu responsabilidad es hacerte cargo del primer paso.

Recientemente leí una frase que me encantó y decía “la cura para el miedo es la pasión”, porque cuando haces algo que te apasiona no significa que no sentirás miedo, pero ahora no permites que el miedo te detenga porque tu pasión es mucho más grande. Y con esto te comparto uno de mis más grandes secretos y técnica para atravesar el miedo; yo le llamo AVENTURA, cuando estoy a punto de hacer algo nuevo, algo que me genera cosquillas en el estómago, que me demuestra que estoy fuera de mi zona cómoda y que realmente me está incomodando, yo me repito en voz alta “Aquí vamos, estamos iniciando una nueva aventura”, y con eso casi instantáneamente mi miedo es sustituido por emoción, porque una aventura es algo emocionante, divertido, no sabes que va a pasar pero de que va a ser emocionante no hay ni una pizca de duda.

Iniciar un negocio es una oportunidad de crecimiento personal como ninguna otra. Te desafía a superar tus límites, a aprender constantemente y a descubrir tu verdadero potencial, iniciar un negocio es una aventura.

Creencia Limitante #2: “El mercado ya está saturado.”

Este es un temor común, y es cierto que los mercados pueden ser competitivos. Pero también es cierto que cada persona es única, y esa singularidad es tu mayor fortaleza. Imagina un mercado como un jardín lleno de flores, cada una de diferentes colores y aromas. Tu negocio puede ser una flor única en ese jardín, atrayendo a personas que se sienten identificadas contigo y tu visión.

La saturación del mercado no debería disuadirte; debería inspirarte a encontrar tu nicho especial. ¿Qué te hace única? ¿Qué valor único puedes aportar al mundo? ¿Cómo puedes servir a otros? Conviértete en una solucionadora de problemas.

Creencia Limitante #3: “No tengo dinero, me falta capital.”

Es cierto que emprender puede requerir inversión, pero no siempre es necesario un gran capital inicial, incluso el simple hecho de que estés leyendo esto me deja algo muy claro, tienes internet y un dispositivo electrónico para sacarle el máximo partido, con eso ya puedes comenzar un negocio.

Muchos negocios comienzan con recursos limitados y crecen a partir de ahí. Considera opciones como el financiamiento a pequeña escala, el crowdfunding o incluso comenzar tu negocio como un proyecto paralelo mientras sigues trabajando en tu empleo actual. Lo importante aquí es no renunciar a tus sueños y comenzar a ver posibilidades y oportunidades donde otros solo ven crisis y problemas.

Recuerda que la pasión y la perseverancia son a menudo más valiosas que el dinero, y el dinero es una energía que circula en todas partes, tu tarea es convertirte en un imán para el dinero. Si tienes una visión sólida y un compromiso inquebrantable, encontrarás formas creativas de superar los obstáculos financieros, porque muchas veces los problemas de dinero no son realmente de dinero, sino de mentalidad.

Creencia Limitante #4: “Necesito complacer a todos.”

Aquí está la verdad: no puedes complacer a todos, y no deberías intentarlo. Tu negocio no será para todas las personas, y eso está bien. Enfócate en entender a tu público objetivo y en brindarles un valor auténtico. Esas son las personas que te seguirán y apoyarán.

Aprende a decir no a las expectativas y opiniones externas que no te sirven. Tu negocio es una extensión de ti misma, y está bien que refleje tus valores y autenticidad. La autenticidad atrae a personas afines y construye relaciones genuinas.

Pero algo que si o si debes tener presente es no intentar ser una cajita feliz o una moneda de oro, tu energía y tú merecen respeto y el respeto comienza por recordarte que aquello que ofreces no es para todo el mundo.

Creencia limitante #5: “Me da miedo ser criticada o lo que digan los demás.”

Todo en este mundo son puntos de vista, y los puntos de vista son energía. Si te permites dejar de sentir que todo es personal y que eres el centro de atención de todo el mundo (lo cuál puede sonar duro y puede que duela), lo cierto es que todas las personas están concentradas en su propio proceso evolutivo.

Muchas de esas personas que te criticarán, sueñan con una vida extraordinaria pero solo una pequeña porción de ellas (incluida tu), estará dispuesta a pagar el precio de esa vida extraordinaria, y ese precio no necesariamente es algo malo, pero si es algo incomodo, porque nadie ha logrado cosas extraordinarias manteniéndose en su zona cómoda.


Es por ello que van a criticarte, porque en sus mentes ellos no se sienten capaces de hacerlo o simplemente porque sienten desde el amor que te tienen que te estás poniendo en peligro, algunos entrarán en un juego del ego, pero tu y yo sabemos que el ego solo quiere protegernos, y no es tu mejor consejero cuando se trata de hacer cosas nuevas, de incomodarte voluntariamente y mucho menos de ser diferente.

Encuentra valor en tu autenticidad

Hermosa, la verdadera valentía radica en abrazar tu autenticidad y dar ese primer paso hacia tu sueño empresarial. No permitas que las creencias limitantes te detengan. Toma un respiro profundo, confía en ti misma y comienza a escribir tu propia historia de éxito.

El mundo necesita más mujeres emprendedoras, mujeres que estén dispuestas a desafiar el status quo y aportar su singularidad al panorama empresarial. Tú eres una de esas mujeres. Si decides dar el paso, estaré aquí para apoyarte en cada paso del camino.

Recuerda, la valentía es la clave para vencer el miedo y emprender con éxito. ¡Atrévete a brillar!

Con cariño,
Maver

P.D. Si alguna vez necesitas apoyo, orientación o simplemente alguien con quien hablar sobre tu viaje empresarial, no dudes en ponerte en contacto [hola@mujerexpansivapodcast.com] Estoy aquí para ti.